Alimentos orgánicos y sus opciones

Alimentos orgánicos y sus opciones

Son muchos los cambios que se viven a diario en nuestro entorno, sobre todo cuando de buscar beneficios a la salud se trata. Volver a lo ecológico es la premisa y ello abarca desde el diseño de prendas con carácter ecológico como las diseñadas en los talleres joyeros de Rosa Tous, hasta la comida que consumimos. El boom de los productos orgánicos se encuentra en boga, y de ello no escapamos pues más de una vez de seguro los hemos comprado sin tener idea de cuáles son sus bondades.

Se encuentran tan de moda, que cada vez ganan mayor espacio en todos los sectores seduciendo de manera generalizada todas las generaciones junto a sus múltiples beneficios. Pero más allá de solo publicidad, muchas personas en realidad no conocen en qué consisten los alimentos orgánicos, por qué razón se deben sumar al hogar y en qué situaciones es conviene pagar un poco más si ellos lo ameritan. 

Y es que más allá del valor nutricional, se encuentra muy de moda el tema porque se trata de un mercado que no se detiene, y que además se encuentra en las manos de un consumidor que cada día esta más informado, que se encuentra más comprometido con su salud, con la ecología y además con el cuidado del planeta.

En qué consiste lo orgánico

Este es un concepto que en las últimas décadas ha sido tomado de los libros de biología con el fin de que se instale en la vida cotidiana. De modo generalizado, se trata de término que se emplea para asociar un producto saludable, pero ¿Realmente sabemos lo qué significa? 

Los alimentos o productos orgánicos, biológicos o ecológicos son aquellos que son cultivados, criados y procesados utilizando métodos naturales. Se trata de productos alimenticios que no poseen aditivos químicos y tampoco compuestos sintéticos, que por demás benefician la salud humana, y contribuyen al cuidado del medio ambiente apoyándose en un sistema de producción no contaminante. El objetivo de los mismos es obtener una variedad de alimentos más sanos para el público en general (consumidor), los trabajadores /en toda la cadena de suministro) y para los ecosistemas.

En la actualidad esta tendencia de adquirir y consumir alimentos orgánicos va en constante crecimiento, al punto de encontrar alimentos parcialmente orgánicos o 100% orgánicos de variados: carnes, huevos, azúcar, cereales, té,, café, harinas, yerba, frutas, miel, hortalizas, aceites, vinos, dulces, lácteos, conservas, etc.

Ventajas de los alimentos orgánicos

A continuación se indican algunas ventajas de la producción de alimentos orgánicos:

  • Poseen más cantidad de minerales y vitaminas lo que aporta a su vez un sabor más intenso.
  • Están ausentes en los mismos los agroquímicos y pesticidas.
  • No provienen de plantas y semillas transgénicas, es decir, que no son modificados genéticamente para mejorar su producción.
  • Se elaboran en procesos de producción que evitan erosionar los suelos, buscan más bien el cuidado de los mismos.
  • No se utilizan conservantes, colorantes ni saborizantes.
  • No poseen residuos de metales pesados.
  • Contribuyen con la disminución de las alergias alimentarias.