Diversas recomendaciones sobre nutrición que deben ser utilizadas mientras se aplique un tratamiento para el cáncer

Es de suma importancia que las personas que les ha sido diagnosticado cáncer y necesiten cuidados paliativos, mantengan un peso corporal que sea saludable, por lo que deben consumir alimentos que sean nutritivos.

En oportunidades los efectos secundarios de la cirugía, radioterapia, inmunoterapia y quimioterapia ovacionan que las personas tengan menos apetito por lo que pierden peso, mientras que otros tratamientos pueden dar paso a un incremento en el peso.

Pautas nutricionales 

Seguidamente indicaremos una serie de recomendaciones enfocadas hacia la nutrición para ser consideradas por aquellas personas que reciben tratamiento contra el cáncer:

Mantener un peso que sea saludable: esto podría significar para muchas personas evitar la pérdida de peso a través de la ingesta de calorías que sean suficientes cada día. Cuando se trata de personas obesas, suele significar bajar de peso. Se deben obtener nutrientes que sean esenciales, los mismos  incluyen proteínas, carbohidratos, grasas y agua.

Procurar ser lo más activo posible: lo ideal es hacer como mínimo una caminata diaria. Si se permanece sentado o durmiendo por mucho tiempo se pierde la masa muscular y con ello se incrementa la grasa corporal, incluso si no se aumenta de peso.

¿Como se obtienen los nutrientes esenciales y se mantiene un peso saludable?

Es importante buscar un buen asesoramiento nutricional, ya que puede ayudar en el caso de las personas con cáncer, para que se incorporen los nutrientes esenciales, como por ejemplo las proteínas, vitaminas y minerales. 

Cuando buscamos asesoramiento nutricional, es importante consultar con un profesional que sea calificado, como un dietista matriculado (registered dietitian, RD) o un nutricionista matriculado (registered dietitian nutritionist, RDN). A ellos se le solicita atención médica. El oficio de estos especialistas es trabajar conjuntamente con el equipo de atención médica que trabaja con las personas que padecen de cáncer para satisfacer sus necesidades nutricionales. Otras recomendaciones pueden ser:

  • Consumir multivitaminas y/o vitaminas o minerales específicos para quienes no recibe en cantidades suficientes.
  • Ingerir suplementos nutricionales líquidos y refrigerios que contengan gran cantidad de nutrientes.
  • Utilizar sondas de alimentación o de apoyo nutricional que sea el adecuado para cada condición y cuerpo.

Nutrición y los efectos secundarios 

Cuando se recibe tratamiento contra el cáncer, generalmente se producen efectos secundarios, entre ellos: náuseas, llagas bucales y cambios en el gusto. Estos tienden a dificultar la ingesta de comida o bebida, por lo que es recomendable seguir los  consejos que a continuación se señalan para lograr la nutrición que se requiere: 

  • Si no es agradable el sabor del agua, se deben consumir más líquidos mediante alimentos y otras bebidas. 
  • Si los alimentos resultan algo insulsos, se debe intentar con condimentos y especies que sean sabrosas. 
  • Se recomienda ingerir 6 comidas que sean pequeñas en el transcurso del día, más no, 3 comidas abundantes. 
  • Si la carne no es del agrado, se deben consumir proteínas de otros alimentos. 
  • Si se hace presente el sabor metálico en la boca, es recomendable consumir caramelos de menta, masticar goma de mascar o probar cítricos frescos. Utilice utensilios de plástico y cocine con ollas y cacerolas que no sean metálicas. Además, intente cepillarse los dientes antes de comer.
  • Si se presentan llagas bucales o infección en las encías, se debe usar una licuadora o una procesadora de alimentos a fin de triturar las verduras y las carnes.