Como entender las facturas de luz y gas de forma sencilla

Como entender las facturas de luz y gas de forma sencilla

A medida que pasa el tiempo y la tecnología sigue avanzando, son más las familias que se han vuelto conscientes en cuanto al encarecimiento de los servicios básicos del hogar que se reflejan en las facturas mensuales, bimensuales, trimestrales, etc.

Según estudios y cálculos, la electricidad se paga un 4,4% más cara, el agua un 3,8%, el gas un 4,24% y el teléfono un 2%. Para muchas personas resulta difícil encontrar cuál es el costo del servicio que se debe ahorrar en base al consumo realizado, y el cual habitualmente se tiene en nuestra cuenta de ahorro. Todo esto es de vital importancia a la hora de alquilar o comprar un inmueble, ya que surge la pregunta sobre cuál será la tarifa de luz gasnatural.

Aunque no es sencillo comprender todos los datos que se recogen en las diferentes facturas, al conocer lo principal en cada una, puede resultar más sencillo comprender todos los gastos cada vez que nos llegue una nueva factura. La lectura de estos documentos resulta en algunas ocasiones confusa por la ausencia de recuadros y contrastes, además de tener letras de tamaño excesivamente pequeña. Para comprender estos documentos, es necesario entender cómo se puede ajustar el consumo para reducir tanto el gasto energético como de los demás servicios.

La factura de electricidad en algunos países puede llegar todos los meses o cada dos meses, y en ellas encontramos diferentes conceptos en base a los cuales se realiza la facturación. El recibo muestra un importe fijo, el cual cobra la compañía que nos presta el servicio por utilizar las redes eléctricas y permitir que la luz llegue hasta el hogar. Este importe se abona en todo momento, aunque no se haya realizado ningún consumo, dependiendo de la potencia que se tenga contratada y el valor que tiene cada kW contratado. En los hogares españoles generalmente se contrata una potencia de 3,3 y 5,5 kW, dependiendo de los electrodomésticos y aparatos que se tengan.

También se debe revisar el valor fijo, el cuál es establecido por las diferentes entidades en los países, los cuales determinan el precio de cada kW contratado. A la hora de calcular el coste, sólo se debe multiplicar el consumo realizado durante ese período por la cantidad que cobra el kW la compañía de electricidad.

El gas natural también se paga cada mes o cada varios meses dependiendo del país, lo que se debe tener en cuenta, son dos conceptos; Por un lado, la tarifa correspondiente a cada hogar dependiendo del volúmen de gas que se consume. Mientras que por otro lado, está el factor de conversión del poder calorífico del gas suministrado, una cifra que varía en cada región y en cada período que se factura, independientemente de la calidad del gas. Las compañías de gas fijan tarifas para usos domésticos, como lo es la 3.1 la cuál es para viviendas con un consumo inferior o igual a 5.000kWh/año, la 3.2 para consumos entre 5.000 y 50.000kWh/año, la 3.3 para consumo entre 50.000 y 100.000kWh/año y la 3.4 para consumos superiores a 100.000kWh/año.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *