Tips para una comida de negocios exitosa

Tips para una comida de negocios exitosa

En el mundo de los negocios las comidas juegan un papel si se quiere muy importante, ya que pueden servir como puente entre dos futuros socios, para concretar una compra o una venta. O bien, puede ser el inicio de una larga y fructífera relación de negocios. Dicho encuentro puede ser tanto a la hora del almuerzo como en la cena, ya que todo depende de la intención. Si tu meta es ser un empresario famoso como Darío Roustayan, entonces debes trabajar para ello y saber cómo desenvolverte.

En las siguientes líneas obtendrás una guía práctica de cómo evitar que la cita de negocios sea un completo desastre y por el contrario, sea todo un éxito. Son muchos los empresarios que optan por emplear estos métodos para llegar a acuerdos o negociaciones importantes. Cuando se trabaja con un objetivo grande, un buen plato de comida podría ser el hilo conductor perfecto.

Se debe tener en cuenta que este tipo de eventos tiene cierto protocolo y es una cita realmente seria, puede ser incómoda, o quizás sea una velada agradable con un resultado satisfactorio. Recuerda que una comida de negocios, es solo eso, no se deben desviar los temas ni los propósitos.

Invitación: Cuando se trata del mundo de los negocios, por lo general las personas no se conocen, pero lo harán a través de dicha cita. No importa lo que necesites, una alianza, dinero, firmar un contrato, el hecho es que ambos son completos desconocidos. En cualquier caso, la invitación debe ser hecha de forma profesional, por escrito, donde no se noten otras intenciones. Cuando invitas a una cita de este tipo, queda más que obvio que presentarás alguna propuesta u oferta.

Si el invitado prefiere realizar la junta en un café u oficina, acepta sin tanta complicación, siempre trata de que la contraparte se sienta cómoda, y obligándolo a reunirse en un lugar que no sea de su gusto, no será muy agradable. A muchos empresarios la idea de ir a comer no les parece muy tentadora que se diga. Pero sin embargo, si luego de esa primera reunión todo sale como se espera, se puedes hacer otra invitación a comer, pero esta vez es probable que acepte porque ya existe un nexo de confianza.

Cuando se piensa proponer una cita de negocios, se debe tener en cuenta qué comida será y dónde, esto es importante porque la ubicación del restaurante es un punto clave. Debes elegir un lugar de fácil acceso y con una buena localización, de igual forma debe ser un lugar tranquilo donde ambos puedan hablar sin demasiadas interacciones.

No cometas el error de hacer la reunión en un lugar que no conozcas, siempre es mejor jugar a lo seguro. Es mucho mejor trabajar en un sitio conocido ya que así se pueden dar recomendaciones y además te sentirás cómodo.

Richard Coraine, es un socio de Union Square Hospitality Group  y tiene varios restaurantes en Estados Unidos, el cree que es importante tener en cuenta lo que necesitan sus comensales: “si tengo comensales que necesitan privacidad y silencio (y no tanta atención), los ubico en un área apartada, especial para ello. También me percato de que el mesero esté enterado de limitar su conversación”.

Una recomendación muy importante es llegar siete minutos antes a la cita, es el tiempo preciso, ya que si llegas diez minutos antes cuando llegues la mesa aún no estará lista y perderás mucho tiempo esperando, si llegas cinco minutos antes, es seguro que la otra persona ya estuviese ahí, por lo que quedarías realmente mal parado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *