La economía y la salud se ven favorecidas cuando se come de una forma sana

La economía y la salud se ven favorecidas cuando se come de una forma sana

Uno de los mayores placeres de la vida lo encontramos al momento de llevar un bocado de comida a nuestra boca, en el podemos evocar desde recuerdos, olores, sabores y emociones que no tienen precio. Pero también es posible que contenga muchas ventajas a la hora de hacer referencia a la economía y a la salud, ello sin contar que incluso podrías ahorrar un fondo de emergencia como recomiendan ejecutivos de la caixa bank, con lo que te ahorras día a día.

Que la comida vaya preparada desde tu casa al trabajo 

Con el tiempo, cada uno de nuestros días nos absorbe de una manera total en lo que no tenemos ni siquiera la oportunidad de disfrutar de espacios libres por lo cual se ha optado por comer la comida que otros nos ofrecen fuera de casa y de forma frecuente, lo que determina impactos significativos tanto en la salud como en la economía personal. 

Contando con que la alimentación no es una situación que podemos evitar, ella debe ser lo más importante al momento de requerir energías para continuar, es por ello que resulta de lo más relevante para sobrevivir. En el caso de los más pequeños de la casa, estos resultan en el mejor de los casos, beneficiados con una buena alimentación que repercute en el desempeño escolar, con respecto a los adultos se incrementa su productividad, y los de edad avanzada presentan menos complicaciones en cuanto a su salud.  

De manera que, la inversión que se hace al momento de adquirir los alimentos nos hace pensar en la prioridad que ello supone, sobretodo si se trata de alimentos sanos cuyos nutrientes nos brindan unas óptimas condiciones de salud evitando futuras enfermedades. 

La mortal comida rápida

Es seguro que en diversas oportunidades has sucumbido en la tentación de consumir algún tipo de la conocida comida rápida quizás en algún restaurante, fonda o similares. Debes estar consciente de que en ella se encuentran altas concentraciones de sodio, grasas, carbohidratos y azúcares, y por si fuera poco, sus estándares de higiene casi ni existen. 

Debemos estar consciente de que este tipo de gastos siempre se hará presente por diversas causas como por ejemplo, que no hayamos tenido tiempo de ir al mercado por vegetales y no tenemos de otra que acudir a la comida rápida, pero ello debe ser esporádico solo para dar paso al cuidado de tu salud y al bolsillo. 

Algunas sugerencias

  • Llevar un registro de lo que semanalmente se gasta en comida rápida en diversos lugares, con lo cual tendrás una idea exacta de tus finanzas al momento de elegir preparar tu comida en casa. 
  • Elige llevar al trabajo para tu hora de comer alimentos preparados en tu casa lo cual resulta una idea saludable y económica. La idea para ello es organizarse en función de lo que se llevará durante la semana, además ello te permitirá también mantener un excelente peso corporal y por ende, una excelente salud.