Para los niños que comen en sus colegios, ¿qué deben esperar

Para los niños que comen en sus colegios, ¿qué deben esperar?

Desde que nos encontramos en el colegio o en las colonias escolares, hemos soñado con ese comedor ideal en el que la comida sea la que soñamos pues realizaremos nuestras comidas allí durante el resto del curso. 

Y es que si nos ponemos a pensar en ello, son 9 meses de cada año, 5 comidas por semana. Ello nos lleva a pensar si existe la manera ideal en que debe ser diseñado cada comedor escolar, y además, qué deberían esperar los padres de él. 

El comedor ideal

En líneas generales, un comedor escolar debería brindar el mismo menú que en casa, pero además debe contener todas esas características que pueden hacer de la comida un verdadero hábito saludable. Este también debe ser variado, equilibrado, y adaptado a las diversas necesidades que surgen con cada edad. Además, los comedores escolares deben cubrir una expectativa que casi nunca se considera pero que resulta de suma importancia para todos, y es que la comida resulte agradable, que se pueda comer sin prisa, incluso que los comensales puedan llegar a conversar. Y es que el pensamiento acerca del comedor escolar debe cambiar, ya que este es un servicio complementario pero también de carácter educativo. 

No podemos dejar a un lado, que la alimentación es la base de todos nuestros desarrollos, y que debe hacerse de la manera correcta sobretodo si los niños se encuentra en la edad escolar ya que ello permitirá que los niños crezcan con salud. Pero al mismo tiempo, los comedores permiten que el niño adquiera una adecuada educación nutricional complementaria que va a sustentar a la que se le brinda en el hogar y en la familia. Porque no se puede dejar de un lado, que es justo en la infancia cuando se le dan forma a todos esos hábitos alimentarios que permanecerán durante toda la vida.

Cómo deben ser los menús en el comedor escolar

La mejor manera de que ello se logre es alcanzando un estado nutricional adecuado en el que se incorpore gran variedad de alimentos que contribuyan a nuestra dieta diaria, que contenga alimentos de los distintos grupos de la pirámide. Debemos tomar en consideración que la comida que se ingiere al mediodía supone la ingesta de al menos 30 a 35% del aporte energético que se requiere a diario, con lo cual, debe contener un volumen considerable de nutrientes.

Si se presenta una malnutrición, bien sea por desnutrición o por exceso, es decir, sobrepeso y obesidad, esto puede conllevar a resultados bastante perjudiciales, tanto a corto como a  largo plazo, de manera que, ello nos indica que hay que adecuar los menús escolares.

Un menú escolar podría contener en un día:

  • Arroz, pastas, patatas o legumbres: una ración.
  • Ensalada o verduras: una ración o guarnición.
  • Carne o pescado o huevo alternativamente: una ración.
  • Pan: una pieza.
  • Fruta: una pieza (y alcanzaremos cinco raciones de fruta y verdura diarias durante el resto del día).
  • Agua, que debería ser la única bebida en las comidas.