¿Qué tanto sabemos sobre nuestros dientes y la alimentación que debemos tener?

Posiblemente tenemos un pensamiento generalizado en donde son los dulces los protagonistas del daño que se les causa a nuestros dientes, o quizás el tabaco o el café, aunque ante tales afirmaciones nos encontramos muy equivocados ya que esos alimentos que acostumbramos a consumir en nuestra dieta diaria son también responsables y llegan a perjudicarnos. 

Los especialistas de clínica dental barcelona, siempre que sus pacientes viene a consulta, hacen lo posible por informarles la forma correcta de cuidar sus dientes. Existen gran cantidad de productos que poseen un elevado contenido en azúcar o de sus que pueden producir caries.

De este modo, no solo se trata de preocuparnos por nuestros dientes, sino también por las encías, algo que en la clínica dental general mitre tienen en consideración con sus pacientes, y por otras partes que conforman la boca como lo son: la lengua, el paladar y los labios. Ser cuidadosos con la relación entre la alimentación y los dientes resulta ser la clave para su mantenimiento. Seguidamente mencionaremos algunas de las claves para tomar en consideración en nuestra dieta.

Aquellos alimentos que contienen hidratos de carbono son los que más rápido llegan a desarrollar las bacterias. No obstante, vienen a ser los azúcares simples los que resultan más peligrosos, entre ellos podemos mencionar la pasta, los cereales, el pan, la fruta, las legumbres o la leche, entre otros.

Otro tipo de alimentos que se encarga de nutrir también a las bacterias son los pegajosos como los caramelos, chicles o gominolas. Todos estos contienen un gran poder cariogénico debido a que permanecen por más tiempo en contacto con los dientes.

Los dientes y el Chocolate

Del mismo modo, los alimentos que suelen ser consumidos entre horas, es decir que no han sido ingeridos durante el desayuno, la comida o la cena, son los que resultan más peligrosos ya que pueden dañar más fácilmente nuestro esmalte. Con estos alimentos no se llega a formar el bolo alimenticio que es el encargado de arrastrar restos de comida hacia el estómago, y de esta forma evitando que se queden escondidos en nuestra boca y consigan pasar desapercibidos.

En lo que respecta a la peligrosidad de un alimento y sus efectos sobre los dientes viene determinada por la cantidad de azúcar, el momento en que se consume y la frecuencia con la que se ingiere. 

Los alimentos y los dientes

Mediante una escala vamos a clasificar los desde los alimentos que suelen ser más peligrosos hasta los menos peligrosos:

  • Alimentos adhesivos con azúcar consumidos entre comidas. Entre ellos encontramos los caramelos masticables, bollos.
  • Alimentos adhesivos con azúcar consumidos en las comidas. Podemos mencionar el pastel con caramelo.
  • Alimentos líquidos con azúcar consumidos entre comidas. De uso común para muchos los refrescos, zumos.
  • Alimentos líquidos con azúcar consumidos en comidas. Por ejemplo zumo o bebida azucarada.
  • Alimentos sin azúcares simples.

Un aspecto que no podemos dejar a un lado cuando se trata de la relación entre la alimentación y los dientes también es la higiene que le damos a estos y la genética. Estos resultan también factores elementales que vienen a jugar un papel muy relevante. Finalmente, es importante no olvidar cepillar los dientes después de cada ingesta de comida.